CONSEJOS PARA UN CUIDADO ADECUADO DE TUS ZAPATOS.

Como ya sabéis con la vuelta al cole los zapatos se desgastan más, los terremotos de la casa no paran quietos y empiezan con sus actividades extraescolares, y a rozar los zapatos por todos lados. Vamos que nos podríamos dar con un canto en los dientes si los zapatos llegan nuevos y lustrosos, hasta navidades.

Es por eso que hoy os dejamos unos consejos de cómo limpiar y cuidar bien tus zapatos:

-Para zapatos de piel: si quieres darles un extra de cuidado para curtir bien la piel, aplica una buena capa de crema hidratante, la de después del baño por ejemplo, deja que absorba bien y verás como quedan de bien.

-Para zapatos blancos: lo mejor es limpiarlos con pasta de dientes blanqueante. Aplícala con un cepillo de dientes viejo, deja secar y enjuaga con agua.

Zapatillas de deporte: Si son de color blanco lo mejor es quitar los cordones y sumergirlas en agua con detergente para lavar a mano y un chorrito de amoniaco. Para limpiar la suela, nada mejor que los limpiadores en crema para el hogar, o con vinagre.

Zapatos con cierre de velcro: ¡Qué cómodos son estos zapatos pero cómo se pega todo! Quita los trozos grandes como hilos, pelusas y todo lo que se haya podido pegar, con las manos y los pequeños que se han quedado en el fondo con un peine de púas anchas.

-Para el mal olor, simplemente echa un poco de bicarbonato de sodio en el interior del zapato y agítalo, así el bicarbonato se repartirá por todo el zapato eliminando gérmenes.

¡Y sobre todo la última y súper importante!

-Cuando un zapato se moje, debido a la lluvia, o por que se nos cae algún líquido encima, ¡NUNCA APLIQUES CALOR!, esto podría dañar la suela, llegando incluso a despegarla del zapato. Es mejor que les pongas papel de periódico para que absorba la humedad e ir cambiando los papeles hasta que veamos que el zapato está completamente seco. Os aseguramos que así no sufrirá ningún daño y estará prácticamente como el primer día.

Hasta aquí nuestros consejos de hoy.

¡Qué tengáis buen fin de semana!