TRUCOS PARA EVITAR ROZADURAS EN LOS PIES

En verano no nos apetece complicarnos mucho a la hora de vestirnos, buscamos prendas de ropa ligeritas y cómodas. Lo mismo ocurre con los zapatos. Es una época en la que nos apetece ir lo más cómodo posible,  sois muchos los que os encantan las chanclas, sin embargo, no es lo más aconsejable. Tened en cuenta que el pie no va nada sujeto, por ello sin darnos cuenta, los dedos ejercen de garra para que a la hora de andar no perdamos el calzado, al hacer esto la planta del pie también se tensa. Es una acción involuntaria que nos puede acarrear problemas en un futuro. Además al llevar el pie totalmente al aire, es mucho más fácil que nos lo podamos torcer y provocarnos algún daño. Las chanclas están muy bien para la piscina, la playa o para ducharse en baños públicos como os comentamos en el anterior post, pero debemos limitar su uso, para el resto de días, mejor utilizar una sandalia en la que el pie vaya más seguro, un mocasín, un blucher de lino, esparteñas.… tenéis un sinfín de opciones con las que poder ir cómodo y sin necesidad de sufrir.

Cuando pasamos de usar calzado de invierno al de verano, o estrenamos algún modelo nuevo, en alguna ocasión puede ser que suframos algún roce en el pie por el sudor. En el blog de hoy os vamos a dar unos consejitos para que esto no ocurra y vuestros pies no queden dañados.

  1.  En las farmacias venden unas cremas o sticks anti rozaduras que van muy bien. Solamente hay que aplicarlo en aquellas zonas donde creas que el zapato te va a dañar, normalmente talón y dedos. El pie debe de estar limpio y seco, de lo contrario, el efecto será justo el contario, el pie resbalará el doble dentro del calzado.

  2.  Si en casa no tenéis crema anti rozaduras y no podéis ir a comprarla porque el tiempo se os echa encima podéis utilizar cualquier crema hidratante que uséis habitualmente, aceite de coco o aloe vera. El procedimiento es el mismo.

  3.  Otra opción para salir del paso es aplicar en todo el pie polvos de talco, aseguraos de que no quede ningún hueco. El talco evita que los pies suden, por ello es ideal para evitar las dichosas rozaduras. Antes de calzaros, el pie debe de estar completamente seco.

  4.  Media plantilla silicona. Las plantillas de silicona ejercen un efecto antideslizante, como el pie va más sujeto, también evitaremos roces.

  5.   Dependiendo del tipo de zapato que vayamos a usar, podemos utilizar punteras hechas de algodón o licra para evitar roces y molestias en la zona de los dedos. También las encontraremos con talón. Son calcetines invisibles que pasan desapercibidos porque solamente cubren las zonas más propensas a sufrir daños dedos y talón. Esta opción es ideal si el calzado no es muy abierto, nadie sabrá que los lleváis puestos.

    zapato comunión y ceremonia niño

Como veis son trucos económicos, al alcance de todos y os aseguramos que si los lleváis a cabo, vuestros pies lo agradecerán.

No dejéis de visitar nuestra tienda online para ver todos los modelos de ceremonia y verano que tenemos disponibles tanto para niños y niñas. Estar atentos a nuestras  redes sociales para no perder detalle de todos los consejos y novedades que tenemos preparadas. Recordad  que nos podéis mandar las fotos de vuestros peques con sus María Catalán a hola@mariacatalanshoes.com para que podamos publicarlas en Facebook e Instagram y ver lo  guapísim@s que iban en el día de su Primera Comunión o en vuestros eventos especiales.

 

«Disfrutamos juntos del camino acompañándote en cada paso»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.