CÓMO LIMPIAR UN ZAPATO DE ANTE

Se acercan las Comuniones y se nota en el ambiente. Aprovechando los días de sol y el buen tiempo, sois muchos son los que os decantáis por elegir un escenario al aire libre para hacer el reportaje fotográfico de vuestros peques. Pero todo ello conlleva unos riesgos, cómo que el zapato quede manchado y no esté en perfecto estado para el gran día. ¿Qué ocurre si el zapato es de ante? ¡Que no cunda el pánico! A continuación os damos unos consejos para que el zapato luzca como recién salido de la tienda.

El ante o piel vuelta es un material clásico, muy recurrido tanto para el día a día, como para ocasiones especiales. Lo tenemos disponible en  una gran gama de colores y en todos ellos proporciona un acabado elegante. Su textura sedosa da lugar a una percepción de delicadeza, y como material delicado es muy fácil de ensuciar. Sin embargo, su limpieza y cuidado es muy sencillo.

Nota importante: hay muchos tipos de ante y no todos dan el mismo resultado a la limpieza, por lo que antes de lanzarse, hay que probar en una pequeña parte del zapato, preferiblemente poco visible, como la lengüeta o el talón.

7 Consejos para el cuidado:

 

1. Con un cepillo de dientes con cerdas suaves

En ocasiones, en los zapatos de ante parecen desgastados o tienen algún residuo pegado. Con el cepillo conseguirás obtener un resultado de forma fácil y rápida. Muy importante que el cepillado sea siempre hacia la misma dirección, de arriba hacia abajo.

Para un mejor acabado, puedes utilizar productos específicos hidratantes (nunca betún).

2. Con una goma de borrar.

En el caso de que el cepillo no termine de eliminar ciertas manchas, la goma de borrar será tu plan B. Es tan sencillo como borrar los residuos más resistentes. Para que el resultado sea perfecto, una vez pasada la goma, cepillaremos el zapato (siempre en la misma dirección).

 

3. Con una lima de uñas.

Si estamos ante una mancha enquistada como caramelo, chicle o algún otro tipo de material pegajoso, lo más efectivo es utilizar una lima de uñas, llevando mucho cuidado de no estropear la piel.  Frota suavemente la superficie de la mancha con la lima de uñas haciendo pequeños círculos. Debemos ir poco a poco y revisando si surte efecto,  eliminando los restos de suciedad despegada soplando, para evitar que vuelvan a incrustarse.

 

4. Con agua micelar.

¿Habías pensado alguna vez que este producto salvaría tus zapatos preferidos?. Cuando las manchas se nos resisten, este truco es infalible.

Es tan sencillo como impregnar un algodón con agua micelar y frotar suavemente sobre las manchas.

 

5. Con una toalla o paño húmedo

Humedece ligeramente el zapato a limpiar y con una toalla ó trapo frota suavemente directamente sobre la mancha. Deja secar sin exposición directa al sol y verás como el zapato queda como nuevo. Para un mejor acabado, péinalo con un cepillo seco y procura que todo el pelo quede para el mismo sentido.

 

6. Con vinagre

Si nada de lo anterior funciona, prueba a frotar suavemente la mancha con un trapo limpio humedecido con vinagre. Seguro que así conseguirás que el zapato quede como si no se hubiera estrenado.

 

7. Con agua templada y amoniaco

En ocasiones el problema no es una pequeña mancha, sino todo lo contrario. Si el zapato está bastante estropeado, o con muchas marcas de uso, no te preocupes, todavía hay esperanza. Mezcla en un recipiente un poco de agua templada y un chorrito de amoniaco, humedece un trapo limpio y frota todo el zapato uniformemente hasta limpiarlo por completo. Déjalo secar sin ninguna exposición directa de calor y para terminar cepíllalo.  Seguramente el color varíe un poquito tras el secado, por lo que deberás repetir el proceso con el otro zapato. De esta forma, aunque con un tono un poco diferente, alargarás la vida de los zapatos.

 

Como ves son trucos muy fáciles, económicos y te van a sacar de cualquier apuro!

 

No te pierdas el blog de la siguiente semana.

zapato de ante

«Disfrutamos juntos del camino acompañándote en cada paso»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.