DIA DE LA MADRE

El primer domingo de Mayo,  se celebra en muchos lugares el «Día de la Madre». Un día dedicado a esas mujeres que luchan cada día para sacar adelante a sus hijos con esfuerzo, dedicación y mucho, mucho amor.

Hay muchas historias sobre cómo surge esta celebración. A mi particularmente, la que más me gusta es esta:

En el Siglo XVII en Inglaterra, una forma de trabajar para poder salir de la pobreza, era como sirviente en grandes casas o palacios, donde además de trabajar, también se otorgaba techo y comida. Un domingo al año, se les daba el día libre a todos los empleados para que pudieran ir a visitar a sus madres y además se les permitía hornear un pastel para poder llevarlo como regalo, si querían. Ese día era denominado «Día de la Madre». 

 

Ay mamá, como dice Rigoberta Bandini y es que ¿qué haríamos sin nuestras madres? A ellas le debemos todo, somos lo que somos gracias a ellas. Sus noches en vela, su comprensión, sus largos abrazos cuando el mundo se desmorona a nuestro alrededor, su forma de secarnos las lágrimas cuando no encontramos consuelo. Todas y cada una de ellas merecen nuestro respeto y amor.

 

Una madre es la única persona que siempre va a estar, de forma incondicional. Es capaz de dar todo absolutamente, sin recibir nada a cambio. De renunciar a su propia vida, por la tuya. Por eso es tan importante decirle siempre cuánto la queremos y agradecerle lo que hace por nosotr@s. En muchas ocasiones, nos cuesta o nos da vergüenza expresar nuestros sentimientos y no somos capaces de manifestar todo nuestro amor tal y como se merecen. No es necesario esperar al «Día de la Madre» para decírselo con palabras bonitas o un regalo especial. Cualquier día es una buena ocasión para devolverles un poquito de los que ellas nos dan y demostrarles lo importante que son para nosotr@s.

 

Las madres son nuestro gran apoyo. Siempre guiándonos y aconsejándonos, pendientes de nosotr@s en cada momento, incluso antes de nacer. A ellas nos une un vínculo muy especial que nadie podrá romper, aunque lo intente. Una madre es la única que sabe que te pasa algo, con sólo mirarte y la única que te va a apoyar en todo momento.

 

Aunque suene a tópico…. Quién tiene una madre, tiene un tesoro. No hay verdad más grande que esa.

 

 

Si queréis saber más cosas y estar al día de todos nuestros  consejos y novedades, permaneced atentos a nuestras redes sociales. Ahora sí podemos decir que las Comuniones han empezado oficialmente las comuniones, estamos deseando que nos empecéis a mandar fotos de vuestros peques  con sus María Catalán a hola@mariacatalanshoes.com y publicarlas en Facebook e Instagram para poder  ver lo  guapísim@s que van en su Gran Día. Y para los más rezagados, no olvidéis visitar nuestra tienda online para descubrir todo lo que tenemos preparado tanto para niño como para niña.

«Disfrutamos juntos del camino acompañándote en cada paso»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.