CUARTA FASE FABRICACIÓN: MOLDEADO Y MONTADO

Como cada mes os explicamos, las distintas por las que pasa un zapato para ser fabricado. En un primer lugar os contamos cómo llevábamos a cabo el diseño y patronaje. En segundo lugar os explicamos el cortado de pieles. A continuación os mostrábamos todos los pasos que seguimos para el  aparado / cosido.  Hoy os mostramos dos partes muy importantes dentro de nuestro proceso de producción: Moldeado y Montado

Moldear, como su nombre indica, es dar forma.  Después de que todas las piezas hayan sido unidas y cosidas, llega el turno de que le demos cuerpo al zapato. En este momento es donde vamos a ver realmente cómo va quedando. El Moldeado y el Montado se llevan a cabo a través de varias fases:

  • Lo primero de todo es preparar el corte. Llamamos corte a todo lo que queda por encima de la suela (piel y forro ya unidos) Hay que reforzar las partes del talón y la punta. Esto lo hacemos mediante 2 piezas de termoplástico que se llaman tope (punta) y contrafuerte (talón) Dependiendo del modelo, primero se hará una parte u otra. En el caso del talón, introducimos el contrafuerte entre la piel y el forro. Hecho esto, encajamos el talón del zapato ya con el contrafuerte puesto en una máquina especializada que se divide en 2 partes: una de calor y otra de frío. Lo primero es moldearlo con calor a 180º y después fijar con frío -25º (la temperatura es aproximada, depende de la piel o tejido del calzado)

    Hacemos lo mismo con la puntera, metemos el tope entre la piel y el forro y en otra máquina distinta, le damos calor para poder darle forma.

    fabricación calzado comunión

     

  • Después de hacer esto levantamos un poquito el forro de la punta, damos de cola y volvemos a sellar con la máquina. Esto lo hacemos para que el forro quede bien pegado y uniforme así nos evitamos que quede alguna arruga que pueda hacer daño en el pie.

  • El siguiente paso es coger la horma y la palmilla del modelo y talla correspondiente con el que vayamos a trabajar. Primero unimos la palmilla o entresuela a la horma y le damos cola a la parte de fuera para, después, poder pegar el piso.

    cómo se fabrica un zapato

  • Ya con el zapato endurecido, le damos cola en los bordes (por la parte de dentro) para poder pegarlo posteriormente, a la plantilla. Hay que tener en cuenta que para que la cola pegue, debe estar caliente. Introducimos el corte dentro de la máquina de reactivar, en ella lo que hacemos es calentarlo para poder moldearlo bien. Una vez caliente, lo metemos en horma para terminar de darle la forma.

  • Ahora hay que fijar el corte a la horma ¿Cómo lo fijamos? muy sencillo, con la ayuda de 2 máquinas. En primer lugar, encajamos la punta dentro de la máquina de centrar para pegarla bien. Cuando ya tenemos la punta pegada, hacemos lo mismo con el talón del zapato en la máquina de enfranques y traseras.

     

 

En María Catalán nos tomamos muy enserio nuestro trabajo, todos y cada uno de nosotros trabajamos por un mismo objetivo, garantizar a nuestros clientes el máximo confort y calidad. Cada zapato que sale de fábrica es mirado con lupa y pasa por exhaustivos controles de calidad.

Una vez el zapato ha sido cortado, aparado, moldeado y montado, el pasamos a la siguiente sección, el Pegado de pisos, ya os contaremos detalles de esta sección al mes que viene en otro blog, como ya viene siendo tradición.

Si tenéis algún evento este verano, no olvidéis de visitar nuestra tienda online para ver todos los modelos que tenemos disponibles para vuestros hijos e hijas.

Como siempre recordaros que permanezcáis atent@s a nuestras redes sociales para no perder detalle todos los consejos y novedades que tenemos preparadas. Acordaos también  mandarnos las fotos de vuestros peques con sus María Catalán a hola@mariacatalanshoes.com para que podamos publicarlas en Facebook e Instagram y ver lo  guapísim@s que van en todos vuestros eventos especiales.

«Disfrutamos juntos del camino acompañándote en cada paso»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.